“Jurassic Park” La extinción de los antiguos efectos especiales [Actualizado]

por Pantxo

Podría recordarse al cine de entretenimiento de los 80 y 90 por dotar a sus películas de argumentos más o menos ingeniosos, imaginativos y graciosos (con un humor bastante más grueso y, por suerte, menos políticamente correcto que ahora) y, sin duda, por sus efectos visuales, que en su momento cumplían, pero ahora nos parecen entrañablemente pobres. Ejemplos de éstos podrían ser “La historia interminable”, “Gremlins” ambas de 1984 o “Las tortugas ninja” (1990). Sus efectos especiales no pretendían dar un especial realismo a las escenas, sino solventar con dignidad las dificultades del guion, como hacer volar al dragón Fújur, o dar vida a criaturas imaginarias.

No obstante, en el año 1991, Disney dio un paso adelante intentando que los efectos generados por ordenador de “La bella y la bestia” se acercaran lo máximo posible a la realidad, a pesar de tratarse de una película de animación. La factoría de Mickey Mouse comenzó, y fueron Steven Spielberg y su compañía Industrial Light & Magic los que tomaron el testigo, para llevar el entretenimiento en el cine a otra dimensión completamente desconocida para el público hasta entonces. Era 1993. Era “Parque Jurásico”.

El film adapta, con bastante simpleza, algo por lo que fue criticado, la novela homónima de Michael Crichton, para traernos una aventura acerca de una especie de zoológico en el cual se exhiben dinosaurios de diversas especies, logrados mediante manipulación genética, un tema que en aquel entonces aún estaba prácticamente en la imaginación más que en el mundo real. Puede que la trama del largometraje fuera más o menos interesante, desde luego, eso no importaba, no era el alimento del proyecto, si no el hasta entonces impensable realismo con el que fueron creados el Tiranosaurus Rex, los Velociraptores (espectaculares) o el Triceratops que aparecen en la película, por nombrar algunos.

El cine moderno había cambiado para siempre, los espectadores no veían en la pantalla una figura de cartón piedra encajada en la maqueta de algún paisaje, estaban viendo dinosaurios “de verdad”, cuya musculatura y sus extremidades se movían de manera independiente… Rugían, sus pupilas se dilataban y su respiración soltaba vaho. Tal fue el impacto que en aquel entonces llegó hasta a escucharse el disparatado rumor de que Spielberg había financiado los experimentos, y que los bichos del parque jurásico, eran, efectivamente, reales. Para todo ello se utilizaron dos opciones: En las escenas donde puede verse a un dinosaurio por completo, éste está hecho por entero mediante ordenador, sin embargo, las escenas en las que solo aparece una parte, por ejemplo, la cabeza, está creada mediante animatronics, es decir “piezas robóticas” fabricadas con fibra de vidrio y arcilla. Sea como sea, cualquiera de las dos técnicas eran una evolución completamente innovadora en comparación con lo hecho anteriormente.

El resultado fue arrollador: la película recaudó en todo el mundo 915 millones de dólares, con un presupuesto de 63; obtuvo tres Oscars, en las categorías de mejores efectos visuales, mejor sonido y mejor edición de sonido; se filmaron dos secuelas “El mundo perdido” (1997) y “Jurassic Park III” (2001) y está programada una cuarta película dirigida por Joe Johnston, que actualmente se encarga de “Capitán América” en 2012, así como una reedición en 3D (como no) de, al menos, el largometraje original. Ni que decir tiene, además de todo esto, que “Parque Jurásico” se convirtió, posteriormente, en referencia obligada para prácticamente todas las producciones de aventuras.

En un ámbito no estrictamente cinematográfico, esta película abrió la veda de la “Dinomanía” que desató la locura a nivel mundial entre los jóvenes, con series de TV, coleccionables, cromos, figuras de acción, videojuegos… De hecho, aún a día de hoy, los dinosaurios siguen siendo un producto llamativo para cualquier tipo de merchandising.

Por todo lo relatado, por convertirse en una obra totalmente atemporal y marcar un antes y un después en el cine, vaya este homenaje a un film que no puede ni debe juzgarse por su calidad cinematográfica, sino por la bestial influencia que tuvo en el mundo del celuloide.

PD: Como curiosidad, contaros que Aerosmith compuso el tema “Lizzard” para la BSO, pero éste fue finalmente descartado, y tiempo después se convirtió en la canción “Lizzard Love”

UPDATE: Segun nos comenta nuestro compañero Sinuoso J.:

“Al parecer, Steven Spielberg estaba bastante mosca porque veía lo que se podía hacer con un ordenador, pero aún así, las imágenes generadas no daban sensación de realismo. Fue entonces cuando se basó en el ojo humano. Se preguntaron, qué es lo que falla aquí? En efecto se dieron cuenta de que lo que fallaba era el movimiento. Cada vez que una animación por ordenador se ponía a moverse, por muy real que fueran los fotogramas por separado, en su conjunto daba mal rollito. Entonces dijeron: el ser humano cuando ve un objeto moverse no ve con nitidez la totalidad de sus movimientos, no ve con nitidez cada fotograma. Así fue como por primera vez decidieron poner “ruido” (hacerla borrosa) en la imagen mientras los objetos se movían, y es por ello, y por las otras razones que has dado, que aún hoy en día Parque Jurásico nos parezca tan real.”

Agradecerte, como no, esta información complementaria, Sinuoso J.

Nota: 85/100

Pantxo

Anuncios

5 Responses to ““Jurassic Park” La extinción de los antiguos efectos especiales [Actualizado]”

  1. Aún recuerdo las que se formaban en nuestro añorado Teatro Xesteira para ver la peli, ya fuese sábado, día del espectador o cualquier momento entre semana. Y como no las colecciones de pegatinas, figuritas de los chicles, cereales, galletes, la serie de Dinosaurios con el mítico Pequesaurio, pósters, camisetas…

    Gran entrada y gran momento para la historia del cine y de los esfectos especiales, quizá hayan supuesto todavía más que las revoluciones en la materia introducidas en Matrix o Avatar.

    Aprovecho para hacer la recomendación de la semana: Limitless, con Bradley Cooper (Fénix en el Equipo A) uno de mis nuevos actores favoritos. La vi ayer en el cine (dándole caña a mi bono mensual de 16,50 libras para ver todas las pelis que quiera) y creo que merece la pena.

    • Cierto, Jurassic Park se estreno en Ourense en el cine Xesteira 🙂

      Gracias por la recomendacion, esperamos que no sea la ultima!!

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: