Mucho más que un chico guapo: Brad Pitt

por lendria

A mi entender uno de los actores más infravalorados y menospreciados del momento.

No digo que se le odie, ni mucho menos, pero parece que la gente tiene esa percepción de él de típico actor “gauperas” que hace papeles para encandilar, o para reventar la taquilla. Desde luego es innegable que tiene papeles de ese estilo, lo cual no quiere decir que no lo haga bien o que las películas sean malas, pero es que además ha demostrado ser un actor versátil, con una enorme cantidad de registros y capaz de hacer todo lo que se proponga.

 

Supongo que algunos os mostrareis escépticos ante mi último comentario, así que os invito a que repasemos juntos su filmografía.

Para los que desconozcan su faceta cómica sed conscientes de que es una persona tan capaz de interpretar a un bobo adicto al deporte en “Quemar después de leer” (2008), un campeón de lucha gitana con una dicción incomprensible en “Snatch: Cerdos y diamantes” (2000) o a un especialista en robos que no para de comer en la saga de “Ocean´s”.

También está curtido en papeles eminentemente dramáticos como en “Sleepers” (1996), película en la que comparte cartel con Kevin Bacon, Dustin Hoffman y Robert De Niro y no desentona en absoluto; “Siete años en el Tibet” (1997) película que parece durar los siete años que sugiere su título, pero que se hacen más llevaderos gracias a Brad ya que las demás intrepretaciones de la cinta, dejan que desear, o “Babel” (2006) de la que os explicaría algo, pero no la entendí, aún así la actuación de Brad está fuera de toda duda.

Nos ha demostrado que sabe empuñar un arma en películas como “Troya” (2004) que parece más un anuncio de champú de tres horas que una cinta épica, pero el trabajo coreográfico de los personajes de esta obra, especialmente el papel de Aquiles, es impresionante; acompañando en pantalla a Robert Reford en “Spy Game”, protagonizando uno de los trhillers más pertubadores rodados hasta la fecha en “Seven”, o demostrándonos que regordete y con bigote sigue siendo realmente guapo en “Malditos bastardos” (2009).

 

Quizás ya haya algunos que se han vuelto conversos y que se han dado cuenta de la calidad de este actor, pero los habrá que siguen siendo duros críticos. Para esos me he guardado lo mejor para el final, cuatro papeles en los que haciendo cosas completamente distintas demuestra sus inmensas dotes interpretativas.

En “Conoces a Joe Black” interpreta nada menos que a la muerte y nos transmite como para esta el pasar del tiempo, las costumbres humanas y lo efímero de la vida no le son cosas desconocidas, sino distintas y casi ajenas por su condición. Con una perpetua mueca entre la sorpresa y la impasividad nos traslada a un amor idílico y a la lentitud con la que transcurren las cosas para alguien para quien el tiempo es sólo un concepto.

Su interpretación como Tyler Durden en “El club de la lucha” que comienza mostrándonos a un gamberro antisistema, pero que a medida que avanza la cinta se va convirtiendo en mucho más, consigue algo realmente dificil. Con esas formas rudas y toscas nos hace ver que aunque su conducta es reprobable y sus motivos no son los más lícitos en parte no le falta razón y no podemos sino bajar la cabeza ante él. Podría explicar mucho más sobre este papel, pero en este film la línea del spoiler es muy fina.

En “El curioso caso de Benjamin Button” interpreta una vida al revés. El concepto en sí mismo es ya realmente complejo, pero es que el gran acierto de la cinta y de su fantástica representación es que todo lo que le ocurre al personaje es coherente. Es capaz de mostrarnos como la vida es cíclica y como el paso del tiempo cambia al ser humano para volverlo a dejar igual. El sencillo hecho de que sea capaz de poner gestos a un niño viejo me parece digno de admiración.

Por último el que para mí probablemente sea su mejor papel, en el que interpreta a una persona que según dice en el transcurso del film “no es que este loco, soy mentalmente divergente”. Algunos ya os habréis dado cuenta de que hablo de “Doce monos”(1995), Brad da credibilidad a un chico que cae en la locura más profunda y lo hace de una manera tan gracil que aunque este pensado para ser el antagonista, no podemos evitar generar una profunda empatía con el chico.

 

En resumen ha trabajado con muchos de los mejores actores de varias épocas sin desentonar nunca, directores como David Fincher o Steven Soderberg lo adoran y Quentin Tarantino creó un personaje específicamente para él, ha estado nomidado en dos ocasiones a los Oscar y en cuatro a lo Globos de oro, contando con un galardón por “Doce monos”(1995).

Brad siempre levantará envidias porque, reconozcámoslo, su cara parece tallada por los dioses con el cincel de los tiempos, pero para mí es uno de los actores más en forma del panorama actual y le queda mucho por demostrar. De acuero ha hecho cosas como “Sr. y Sra. Smith”(2005), pero ¿alguien puede criticar un papel que te hace acabar con Angelina Jolie en la cama tanto detro como fuera de la pantalla?

 

Lendria

Anuncios
Etiquetas:

8 comentarios to “Mucho más que un chico guapo: Brad Pitt”

  1. Gran Brad, sí señor… Este chico me enamora, porque como bien dices no hay papel en el que no esté guapo: lo es. Estoy de acuerdo en que se le tiene en cuenta más por guapo que por actor, y no es justo ya que es un actor muy versátil. Por cierto, en la que está más guapo con diferencia es en “Leyendas de pasión”. 😉

  2. Como apunte, comentar que el que dice “No estoy loco, ahora lo entiendo, soy mentalmente divergente” es James Cole interpretado por Bruce Willis (luego reseñada en “Una mente maravillosa”)

    Otro dato curioso, es que Mr. Pitt, (que por cierto, clavado a Robert Redford de joven) escogió el papel de Doce Monos para desencasillarse del papel de chico guapo. Esto es lo que se dice al menos en los extras del DVD.

    Mara, a ti te iría más en “Thelma y Louis” xDD

  3. Completamente de acuerdo. pero no nos preocupemos el tiempo le dará lo que se merece, y si no sólo hay que mirar a Paul Newman o Robert Redford, recordáis la película El golpe? La sensación personal, sin tener en cuenta lo buenísima que es la peli, es la del relevo generacional, chico guapo pero buen actor ya por fin reconocidísimo en una peli con su sucesor, Spy Game me hace sentir lo mismo, Redford pasándole el testigo a Brad. Creo que los tres están cortados por el mismo patrón que han sabido singularizar, todos sabemos qué lugar ocupan Newman y Redford, y ya casi nadie recuerda que al principio se les veía sólo como unos chicos guapos que daban bien en cámara, y a Pitt le pasará lo mismo. Una pena no conceder el beneficio de la duda a un actor por tener un gran físico, hasta el punto de terminar por cegarnos cuando ya ha dado muestras de sobra de no ser sólo un adonis, sino mucho más. Lo peor para Brad Pitt es que teniendo en cuenta cómo se va degradando la cultura general, y la cinematográfica en particular, generación tras generación, su reconocimiento final va a tardar en llegarle más que a sus antecesores, porque no olvidemos que Newman y Redford a los 40 ya se habían librado de la etiqueta de simplemente guapo. Aunque ya sabemos cómo se las gasta Hollywood hoy día, Brad sin el reconocimiento que se merece y Penélope Cruz con una estrella en el paseo de la fama (hoy día se la dan a cualquiera), crucemos los dedos para que esto no degenere más.

  4. De los 5 mejores actores del momento.

  5. bueno, lo que yo pueda decir ya lo dijeron estos chicos de aqui arriba, asi que simplemente, gran frase del final. Si puedes acabar con Angelina Jolie en la cama, haz lo que sea necesario… jajajajaja

  6. ¡¡Por fiiiiiin! Una entrada con la que NO estoy de acuerdo 🙂
    Sí, grandes papeles en grandes películas… tan pulidas que cortarían diamantes. ¡El patrón Jolibu no comete errores! Me gustaría ver Pitt en una película arriesgada (no, la de Tarantino no me vale, es el niño bonito de silicon), una película que no tenga los Oscar en mente, que no tenga una arquitectura de lúcete-morena-de-aquí-a-la-alfombra-roja.
    ¿De verdad un buen actor necesita hacer papeles para demostrar que lo es, para desmarcarse?…

  7. Brad Pitt NO ES TAN GUAPO. sólo lo es en entrevista con el vampiro, y eso porque es vampiro no porque sea Brad pitt xD y su cara no parece tallada por los dioses con el cincel de los tiempos, parece que lo tallaron para hacer un anuncio del corte inglés. Me aburre.

    su mejor papel despues de Sr. y Sra. Shit, el que interpreta en Thelma y Louise. sublime

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: