Mejores recogidas de los Oscar

por lendria

Seguro que todos recordáis a James Cameron imitandola escena de su propia película gritando “I´m the king of the world” o a Roberto Benigni caminando sobre las butacas para ir a recoger su 3er Oscar de la noche (seguro que Spielberg, que estuvo a punto de ser aplastado, también se acuerda). Pues bien, stes son los más famosos pero la historia de los Oscar está plagada de escenas curiosas de este tipo.


Una de mis historias favoritas es el discurso de Trueba cuando recogió su Oscar a mejor película de habla no inglesa por “Belle époque” que viene a decir algo así “Yo no creo en Dios, pero creo en Billy Wilder”. Esta grandiosa alusión me parece uno de los mejores discursos de recogida que he oído, pero la cosa no acaba ahí. Cuenta la leyenda que en la fiesta post-ceremonia Fernando Trueba recibió una llamada y al contestar la voz al otro lado del teléfono  dijo “Hola, soy Dios” y que, efectivamente, esa voz se trataba de la del señor Wilder.


Otra gran historia de estatuilla es la que ganó Adrien Brody. No sólo porque ganase un Oscar a mejor actor en siendo un relativo desconocido cuando ese mismo año estaban nominados Michael Caine, Jack Nicholson, Daniel Day-Lewis y Nicholas Cage. No sólo porque al subir a recogerlo le plantó un morreo a Halle Berry. Sino porque cuando comenzó a tratar el tema de la guerra y la orquesta empezó a tocar para silenciarlo, levantó la voz y siguió y cuando un minuto después intentaron volver a interrumplirle se dio la vuelta y miró al director de la orquesta para decirle “corta el rollo!” haciéndole parar la música de nuevo.

Tengo claro cuál habría sido mi recogida favorita de todos los tiempos de haberse producido, por desgracia se quedó en una nominación. Pero estuvimos a punto de ver a un perro recoger un Oscar a mejor guionista. P. H. Vazak (curioso nombre para un cánido) ha estado nominado a mejor guionista, pero no porque tuviera unas increibles dotes de comunicación para un perro y unos pulgares oponibles propios de un ser humano. Resulta que su dueño Robert Towne llevaba años trabajando en el guión de “Greystoke, la leyenda de Tarzán, el rey de los monos” (1985), pero al parecer a la hora de rodar la película consideró qhe habían cambiado tanto su guión que se habían cargado su trabajo y decidió poner el nombre de su perro como creador del guión.

Supongo que muchos recordaréis a Halle Berry llorando e incapaz de articular palabra embargada por la emoción cuando recogió su Oscar, por “Monster ball” (2001), a mejor actriz. Lo marvilloso de esta recogida no fue su emotividad, sino el enorme sentido del humor que demostró unos años después cuando al ser la ganadora del dudoso honor que supone un Razzie (también conocido como anti Oscar). Fue la primera persona en recoger un Razzie y no contenta con ello se hizo burla a si misma parodiando su propia recogida y dando gracias a su agente por haberle conseguido ese “maravillloso” trabajo.

Para terminar este artículo haré otra mención a nuestra patria y a nuestro director más laureado e internacional. Un Oscar bastante cantado el entregado a mejor película extranjera en 1999 cuando se supo que lo entregaban Penélope Cruz y Antonio Banderas. El grito de Pe ya anticipaba por donde irían los tiros (por lo visto habían pactado que lo harían tanto ella como Antonio, pero al llegar el momento este la dejó sola). Pero no creo que nadie esperase que al recoger el premio Almodovar echase mano del santoral e incluyera en su discurso comentarios como “thanks to the virgin of La cabeza, and the virgin of Guadalupe…” pronunciado en un perfecto inglés de Cuenca, lo lamento, pero en esta ocasión el orgullo patrio no enriquece mis comentarios.

82 años de entregas de premios dan para muchas historias, como Oscars robados, perdidos o que han perdido su color dorado (Woopy Goldberg a raíz de tenerlo en el baño con el vapor de la ducha, hay quien dice que el Oscar de Woopy no podía ser de verdad), así que puede que este artículo tenga una secuela.

Lendria

Anuncios

2 comentarios to “Mejores recogidas de los Oscar”

  1. ¿Pero Whoopi Goldberg no lo había tirado sin querer a la basura o una bizarrada así? Y lo de Benigni… no sé cómo no se metió la gran hos***

  2. Interesante el artículo, sí sí… La verdad es que seguro que hay muchas historias curiosas por contar, pero sin duda para mí la de Trueba es estupenda…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: