“La vida es bella”: poco más que decir

por Pantxo

Que el negro parezca blanco se antoja un imposible, algo solo al alcance de aquellos con capacidad para dominar lo que el resto de simples mortales llamamos magia. Hace ya catorce años, un espigado italiano espolvoreó algo de esa magia sobre el cine, para convertir la triste historia de una familia víctima de la ocupación nazi en una de las fabulas más maravillosas que nos ha brindado el cine moderno.

Roberto Benigni nos mostró que a pesar de los pesares, la vida puede ser tan bella como uno quiera dirigiendo este film y metiéndose en el papel de su protagonista, Guido, un alocado italiano descendiente de judíos, que en el 1939 se traslada a vivir a la ciudad de Arrezzo (localidad natal de Benigni) donde conoce a Dora – Nicolletta Braschi, a la que tantas veces recibe con la ya eterna frase “Buenos Días, princesa! – y juntos forman a la postre una pequeña familia junto a Josué, el hijo de ambos, y sin duda, en mi opinión, la viga maestra de la película. “La vida es bella” debe agradecerle al pequeño Giorgio Cantarini su cómo, cuándo y porqué.

La vida parece sonreírle a los tres hasta que las tropas de Hitler toman la ciudad y son apresados a causa de la ascendencia hebrea de Guido. Esta sinopsis podría extenderse más, y generalmente soy amigo de describir a grandes rasgos las películas de las que hablo, obviamente con cuidado de no desvelar nada especialmente relevante, pero en este caso que hoy me ocupa… creo que contar más sería haceros una pequeña faena, dado que la experiencia de ver lo que a partir de ahí nos depara el largometraje es infinitamente más enriquecedor que cualquier critica que podáis leer.

Como era de esperar “La vida es bella” se ganó en ese 1997 el favor incondicional de público y crítica, recibiendo tres Oscars de la Academia (mejor actor principal, mejor película de habla no inglesa y mejor BSO) y estando nominada para el de mejor guión original y mejor director, un bagaje más que importante si recordamos que se trata de una película de habla no inglesa, y en aquel momento, incluso “menor” como producto comercial.

Sin embargo, para mí, la gran virtud de esta película, más allá de reconocimientos oficiales, de la belleza de su guion, y de la impresionante interpretación del dúo padre – hijo, es la asombrosa capacidad para arraigar en el recuerdo, y sobre todo, en el corazón de los espectadores. Durante todo este tiempo, como muchos imagino, he tenido ocasión de charlar ampliamente una y otra vez sobre ella, y me deja la sensación de ser una de las películas sobre las que menos veces he oído a alguien hablar mal. Casi todo el mundo, en una u otra medida, recuerda algo especial del film, que ha sido un filón de escenas y frases, que como antes decía ya forman parte del inmenso legado de la historia del cine.

No me gustaría que se entendiera que intento transmitir una especie de dogma de fe, ni que doy por supuesto que es una película que logra encantar absolutamente a todo el mundo, pero desde luego sí se trata de una obra a la que sin duda merece la pena darle una oportunidad, porque la posibilidad de que nos regale a cambio una entrañable sonrisa entre la emoción contenida y la risa, es realmente alta.

Nota: 95/100

Pantxo


Anuncios

8 comentarios to ““La vida es bella”: poco más que decir”

  1. Para mi es de las películas más bonitas que vi en mi vida…Nunca me cansaré de verla una y otra vez. Tuve la ocasión de verla en italiano y es aun mejor si cabe.
    La vida es Bella!!! Buenos días princesa!!!

  2. Mariaaa!!! la llave!!!

  3. Lo comentaba ayer mientras escribia la reseña…soy consciente de que siempre me quedara mas cine pr ver, pero hoy por hoy, para mi esta es una de las 3 o 5 mejores peliculas que he visto en mi vida

  4. Yo no paro de hacer lo de Schopenhauer que hace Guido para llamar la antencion de la gente!!! me encanta!!!!

  5. Te has olvidado de ponerle nota !!
    Esta película es sencillamente maravillosa, cada vez que la veo lloro más y más…

    • Pues si, la verdad es que me olvide, pero casi puedo decir que ponerle nota a esta pelicula es poco menos que insultante 😛

  6. Pero quiero saber qué nota le pondrías, que soy muy curiosa. 😉

  7. Es indescriptible!!!!
    En realidad ninguna de las peliculas Roberto Benigni es comercial… Lo sé porque leí a este director en un libro de Fnac jajaja
    muy buena cuñado!! Te doy la razón en todo lo escrito 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: