Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver (II)

por Pantxo

Continuamos este artículo homenaje a aquellos artistas que nos dejaron demasiado pronto privándonos de disfrutar lo que comenzaba a ser, generalmente, una brillante carrera. En la primera parte (que puedes ver aquí) recordamos a tres de ellos, fueron James Dean, Brandon Lee y Sharon Tate. Hoy os traemos a otros tres.

HEATH LEDGER

La muerte del australiano aun conmueve a su público, puesto que apenas se han cumplido poco más de tres años de su fallecimiento en el que sin duda era el mejor momento de su carrera, pero lamentablemente, el peor en su vida personal. Heath Ledger salto a la fama en 1999 con la comedia juvenil “10 razones para odiarte” junto a Julia Stiles, e inmediatamente comenzó a vérsele como el nuevo ídolo de las quinceañeras del mundo, etiqueta de la que Heath intento huir desde un principio, siendo especialmente cuidadoso escogiendo sus papeles entre los que se encuentran películas como “El Patriota” junto a Mel Gibson o “Monster´s Ball” en 2001 junto con Billy Bob Thorton y Halle Berry. Cuando elegía una película más o menos comercial, generalmente se aseguraba que esta fuera diferente, y a poder ser, superior a la media, con ejemplos como la divertidísima “Destino de caballero” o “El secreto de los hermanos Grimm”.

Pero su culmen llegaría desgraciadamente, demasiado cerca de su final, cuando Christopher Nolan le ofrecía en 2008 el papel del Joker en “El caballero oscuro”, una decisión controvertida pero que a la postre fue sin duda acertadísima. Ledger moría en enero de 2008, cinco meses antes del estreno de la película, dejándonos una herencia sublime, una sobrecogedora interpretación de un adulto y retorcido sociópata que transciende con mucho las páginas del comic en el que se basa. Este personaje la granjeo, ya de forma póstuma, un Oscar al mejor actor secundario, un Globo de Oro y un BAFTA, que se sumaban a su anterior nominación al Oscar por “Brokeback Mountain”

Heath Ledger representaba sin duda a la nueva generación de Hollywood, y nadie podría decir con seguridad hasta donde habría llegado, pero desde luego, el chico iba lanzado al Olimpo de la actuación, una verdadera lástima.

 

 

RIVER PHOENIX

Un joven recordado quizás hoy por su fama en los 80 que por su capacidad interpretativa, además de por ser el hermano mayor de otro conocido actor, Joaquin Phoenix. A pesar de que River contaba con una más o menos extensa filmografía, lo cierto es que pocas de sus obras son recordadas, pudiendo destacar entre ellas “La costa de los mosquitos”, “Mi Idaho privado” o un pequeño papel en “Indiana Jones y la última cruzada” como joven Indy. Sin embargo como decíamos, el mayor de los Phoenix era casi más un icono para la juventud que un actor propiamente dicho, aumentando su popularidad más aun cuando se declaro activista medioambiental.

Pero la fama le paso factura, y los excesos de una vida cuando menos desordenada, se lo llevaron en 1993 víctima de una sobredosis en un club de Los Ángeles de la que fueron testigos entre otros, su hermano Joaquin, Jonhy Deep o “Flea” componente de los Red Hot Chili Peppers, por aquel entonces, compañeros habituales en las correrías del joven actor.

 

 

BRAD RENFRO


Seguramente el menos conocido de todos los citados, pero que se gana el puesto por ser, ya para siempre, el niño de la película “El cliente” junto a Susan Sarandon y Tommy Lee Jones, y que prácticamente lo “obligaba” a ser un futuro triunfador de Hollywood, presión que comenzó a cavar su tumba, al no verse capaz de cumplir las expectativas que tan pronto, y quizás con tan pocos argumentos se habían generado sobre él.

Tras 1994, año de estreno de “El cliente” Brad comenzó a deambular interpretando papeles cada vez peores, en películas de bajo presupuesto, esperando siempre el papel de su vida, el cual parecía llegar con “Ghost World” en 2001, rodeado de un magnífico reparto en una película que logro recaudar un sinfín de premios. Pero Renfro también dejo escapar ese tren, y con él, gran parte de sus esperanzas de salvar su carrera de actor.

En 2006, consciente ya de su declive comenzó su idilio con las drogas y la cárcel, siendo arrestado en varias ocasiones por posesión y llegando a ocupar la portada de Los Ángeles Times siendo esposado por la policía. Siendo ya un juguete roto en toda regla, Brad apareció muerto en su apartamento por lo que se determino como una sobredosis de heroína.

 

Pantxo

 

Anuncios

2 comentarios to “Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver (II)”

  1. Esperaba esta segunda parte, sí sí…
    Qué guapo era River Phoenix…

  2. -Y Kurt Cobain!!! y Kurt Cobain!!!

    -Vete a un blog de música, fuera de aquí, brasas!

    -Kuuuuuuurt! seguro que a él también le habría gustado salir en una peli! 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: