“Abel”: Asombroso el chamaco Christopher Ruiz-Esparza

por Pantxo

Y excelente también el  trabajo del hasta ahora actor Diego Luna en su opera prima como director, contando con la colaboración de Gael García Bernal y John Malkovich en la producción, entre otros. “Abel” nos cuenta de manera magistral las vivencias de un niño seriamente traumatizado que se auto proclama cabeza de familia de su casa.

Una historia curiosa, que a pesar de su corta duración (apenas 80 minutos) se desarrolla fantásticamente, entrando en todo tipo de detalles sin dejar dudas en el espectador, pero sin ralentizarse ni un solo momento. La película es netamente un drama que Diego Luna filma (y también escribe como co-guionista) con una excelencia encomiable, generando siempre la tensión y la congoja necesaria pero sin buscar nunca la sensiblería. “Abel” es dura, durísima por momentos, es rasposa, es polvorienta, y me parece realmente de admirar el hecho de que consigue trasladar ese drama en estado puro durante una hora y veinte minutos, sin sucumbir en ningún momento a la tentación de usar el recurso de la lagrima fácil, aunque momentos para calzarla los hay y de sobra. El largometraje me parece un ejemplo de que para hacer un buen drama, no es necesario siempre ser dramático. Si a esto le sumamos que todo se adereza con instantes fugaces de comedia que en ningún momento parecen forzados ni estorban a la trama, solo cabe destacar el trabajo de Diego Luna como un notable alto, más meritorio aun si recordamos que es su primera experiencia detrás de las cámaras.

Pero seguramente el resultado final no sería tan sumamente satisfactorio de no ser por el grandísimo trabajo del niño Christopher Ruiz-Esparza, que interpreta al infante protagonista, con una naturalidad tal, que por momentos parece que el pobre chamaquito está realmente desequilibrado. Sobresaliente la interpretación del niño, sin duda alguna, lo mejor de la película. Expandirse más en su actuación seria destripar la película, y así de paso os invito a que la disfrutéis vosotros mismos.

La suma de factores es clara. “Abel” resulta ser de largo lo mejor del cine mexicano desde “Amores perros” y “Y tu mamá también” aunque esto no sea decir demasiado, la verdad. Lo que si me sorprende mucho, es que tras verla y recibiendo el año pasado fantásticas críticas tanto en el Festival de Sundance como en el de Cannes, no estuviera nominada al Oscar como mejor película de habla no inglesa. Si es cierto que una de mis asignaturas pendientes es que no he visto ninguna de las que hubieran sido sus competidoras, ni siquiera “Biutiful”, pero tengo la impresión de que “Abel” tiene el nivel para hacer frente a cualquiera de ellas. Como digo, algo extraño, la verdad.

Por mi parte, esta es una encarecida recomendación, una película que dudo que deje indiferente a nadie, y que aun momentos después de terminar te deja el corazón encogido, fruto de tanta tensión y dureza tan, pero tan bien narrada. Que grandísima sorpresa ha sido este largometraje.

Nota: 90/100

Pantxo

Anuncios

One Comment to ““Abel”: Asombroso el chamaco Christopher Ruiz-Esparza”

  1. Me encantó, me pareció simplemente sublime, Diego Luna ya me parece mejor director que actor siendo su ópera prima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: