Con C Mayúscula (The Big C) – 1ª Temporada

por Sinuoso J.

Recuerdo que hace años no era ni de lejos mi primera opción el ver una serie o una película que tratara el tema de las enfermedades terminales como tema principal de la trama – aunque he de admitir que en la mayoría de los casos es en dónde he encontrado las mejores interpretaciones y las historias más conmovedoras -. Sin embargo, parece que éste cóctail ya lo encuentro mucho más embriagador si le añaden un poquito de comedia negra.

En esta serie podemos ver a una excelentísima Laura Linney interpretando el principal (Cathy Jamison), y que le valió el Globo de Oro a Mejor Actriz principal en una serie de TV Comedia/musical.

Prácticamente toda la serie gira en torno al personaje de Cathy Jamison y empieza cuando su médico Todd (Reid Scott) le dice que tiene cáncer (The Big C). Cathy es madre de un adolescente (Adam: Gabriel Basso), esposa de un desastroso Paul (interpretado por Oliver Platt, quien parece no encontrar su lugar en el Cine) y volcada profesora de instituto, en donde conoce a Andrea (Gaboury Sidibe, la chica de Precious). La enfermedad le hará ver la vida desde otro punto de vista, y le hará apreciar más otras cosas, así como decidir vivir la vida.

Vale. Hasta ahora no he dicho nada sorprendente. De hecho la premisa es algo común, y bastante melodramática (y es que no deja de ser un drama). Lo que la convierte en diferente es, como ya he adelantado, la comedia negra. Cathy Jamison se torna una completa excéntrica y empieza a darse cuenta de que durante toda su vida realmente no ha hecho nada que realmente haya querido, así que trata de disfrutar todo lo que pueda mientras pueda sin importar lo que otros piensen. Se convierte en una completa extraña para quienes la rodean. Sin embargo, se convierte en esa persona que a veces todos queremos ser. Esa persona despreocupada que ha dicho basta, y que decide divertirse porque ha entendido que la vida son 2 días.

Supongo que ahora ya va mejorando un poco la historia, pero por si fuera poco, también tenemos un montón de secundarios que ayudan, como su hermano Sean (John Benjamin Hickey) que es un inconformista en contra de cualquier cosa que pueda representar la sociedad de consumo y vive del reciclaje a modo de indigente durmiendo en la calle. Por otra parte está su vecina Marlene, verdaderamente importante para la trama, y un muy buen papel de Phyllis Somerville al interpretar a esa vecina amargada y abandonada con cara de pocos amigos.

Por desgracia, la serie no es tan real como a mi me hubiera gustado que fuera. Todos los hechos que suceden en la serie pueden pasar en la realidad pero, como en el caso de Sean, es un personaje muy poco probable. Ésta es quizá la única pega, junto a la creación de una segunda temporada – ya veré si me como mis palabras; ojalá – que saldrá a la luz el 27 de Junio (2011).

Viendo esta serie he pensado si me he reído porque he estado en tensión debido al drama de fondo y la repentina broma, o me he reído porque hay comedia buena. El caso es que maneja muy bien la duplicidad drama-comedia, y creo que las críticas dan buena fé de ello. Por otro lado, hay gente que se ha empeñado en compararla con Weeds (que no he sido capaz de ver más de 2 capítulos) con United States Of Tara (supongo por la excentricidad, muy buena en ésta última), o Nurse Jackie, a modo de ser una apuesta fija de Showtime este tipo de comedia, pero a mi parecer, tiene muy poco que ver, y el patrón no se repite.

Nota: 75/100
Sinuoso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: