L’Oeil du Malin (1962)

por Sinuoso J.


“Me hacía llamar Albin Mercier, pero mi nombre es André Mercier. Firmaba mis libros con el nombre de Albin. Era un escritor modesto, tanto que casi sólo yo sabía que lo era.”

Así comienza la narración de esta obra de Chabrol, que podríamos traducir como “El ojo del mal“, en la que el protagonista es enviado a un pueblo cerca de Munich, por un periódico local para que escriba sobre la vida cotidiana Alemana, “nuestra ex-enemiga, y futura aliada”. Albin se encuentra sólo en éste lugar, sin nadie con quien hablar. No comprende el idioma, ni ellos el suyo.

En dicho lugar, habita un famoso escritor, Andreas Hartman. La personalidad del personaje, durante todo el largometraje un misterio, se empieza a dibujar en este momento, cuando decide que conseguirá entrar en la mansión en la que vive Hartman. Casi de casualidad, conoce a la esposa de Andreas, Helen, de origen Francés, y ésta le invita al caserón. A partir de ahí, la cabeza de nuestro misterioso narrador, no dejará de dar vueltas, maquinando un frío y calculado plan, por el cual intentará descifrar la vida aburguesada de estos otros personajes, y tratando de usurparle el puesto a Andreas.

Este fotograma resume a la perfección, de una manera metafórica, la partida que juega el protagonista.

La forma de este largometraje es la de un Thriller narrado con tintes muy psicológicos, ayudado por la inquietante música de Pierre Jansen. Desconozco si es de las primeras películas en narrar la historia desde el punto de vista del, muy en cierto modo, antagonista. Éste método quizá sea más conocido por la película El Coleccionista de William Wyler (1965), posterior a esta producción aunque sin narrador, y la actual y conocidísima serie Dexter.

Jacques Charrier cumple a la perfección con la imagen que han querido plasmar en el guión Chabrol, Martial Matthieu y Paul Gégauff. La de un hombre que no se sabe si viene o si va. Frío y calculador por momentos, pero con una sonrisa de amistad por otros. En la misma película se hace referencia: “a veces parece que tengas 20 años y otras veces parece que tengas 40”. Un hombre que trata de mantener un velo ante su obsesión, que desea no mostrar la envidia y los celos que poco a poco le corroen por dentro. También aparece la eterna en las películas de Claude Chabrol y esposa Stéphane Audran, representando el papel de la obsesión de Albin.

La fotografía de Jean Rabier, en líneas generales, da para unos cuántos pósters bonitos. Esta secuencia especialmente me encanta:

Sin más, por miedo de destriparos algo, espero que la veáis y me comentéis que os pareció.

Nota: 82/100

Sinuoso J.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: