Buscando a Nemo

por lendria

Sé que lo echabais de menos, así que aquí llega una nueva remesa de película de animación.

Esta vez se trata de una película ampliamente conocida y disfrutada por públicos de todas las edades. Realmente difícil es encontrarte a alguien que no le haya gustado esta cinta y es que realmente es pura diversión de principio a final.

Sé que en vista de como va el artículo y teniendo en cuenta que soy un polemista reconocido, algunos estaréis a la espera de que empiece a destripar las cosas que no me han gustado de esta obra, pero lamento decepcionaros, hoy sólo toca mostrar mi más absoluta admiración por una de mis películas de animación favoritas.

Para los pocos que queden sin conocer esta película os diré que se trata de la historia de un pececillo (Nemo) que es capturado por un humano y acaba en la pecera de un dentista de Sidney que pretende regalárselo a su sobrina en unos días. Su padre, habitualmente temeroso e inseguro, emprende un decidido viaje en busca de su hijo y debido a un encuentro fortuito acaba encontrando a una pececilla llamada Dori como compañera en su aventura, con la pequeña peculiaridad de que ésta tiene lo que se conoce como “memoria de pez”.

 

La historia se desarrolla en su gran parte en el fondo marino lo cual debió se una pesadilla para los animadores, pero hay que resaltar que su trabajo es impecable en todos los aspectos. Ya sabeis lo rápido que cambia y avanza el mundo de la animación por ordenador, pero esta película de 2003 sigue siendo un ejemplo de buena realización en el aspecto técnico.

La construcción de los personajes es fantástica, cada uno transmite parte de su personalidad a través del primer vistazo, pero sabes que aún te queda mucho que ver.

El trabajo de Andrew Stanton y Lee Unkrich en la dirección es impecable consiguiendo que los momentos humorísticos de la historia, logren ser graciosos de verdad y que uno se sumerja en lo que al final es una historia de búsqueda épica y de amor paternofilial. La cinta es una idea para niños pero os aseguro que yo fuí quien mejor se lo pasó en el cine.

Tiempo después de haberla visto piensas en ella y te la impresión de que será una de esas películas de animación que recordarás toda tu vida. Es capaz de llegar hasta nuestra alma a través de la risa para contarnos una historia con un trasfondo precioso, pero intenso. En este sentido es la “La vida es bella” de las cintas de animación.

Se podría hilar muy fino con esta cinta y sacarle mucha punta a todo su argumento, porque se presta para ello, por ejemplo el ser humano es el causante de la tragedia y la niña es la única que puede tener “cierta maldad” en la historia, o la organización de ciertos grupos de animales y sus líderes, como paradigma de ciertas sociedades humanas, el momento del campo de minas… y un largo etc, pero no creo que ese deba ser el detalle con el que quedarse. Es cierto que lo mensajes están ahí para quien quiera verlos, pero creo que el mensaje final con el que te deben dejar nuestros peces payaso favoritos es el del disfrute absoluto. Está pensada para dar un entretenimiento y lo consigue y para emocionar y también lo consigue.

 

Como ya he dicho me gusta todo de este película, pero todo lo que se ha hecho en ella está por y para servicio de su verdadero punto fuerte, el guión. Un guión que raya en los límites de la perfección siendo gracioso y complejo, ofreciéndonos con maestría peces amnésicos, tiburones vegetarianos, tortugas hippies o bancos de peces imitadores, entre otros muchos esperpénticos personajes.

Por supuesto el personaje que permite que esta obra pase de ser otra película de animación a ser grande, es Dori. Sus pérdidas de memoria son algo realmente memorable, así como su forma de asumirlas, teniendo su punto álgido en el momento en que dice “Ojalá yo supiese hablar balleno”. Os aseguro que tuve que ver la película tres veces para saber que se decía después de eso porque las otras veces, sencillamente, me estaba desternillando de risa.

 

Una película para disfrutar con cualquiera ya sea niño o adulto y para disfrutar varias veces. Ojalá Pixar vuelva a hacer algo como esto, aunque lo veo realmente difícil.

 

Nota:94/100

 

Lendria

Anuncios
Etiquetas: ,

3 comentarios to “Buscando a Nemo”

  1. pues aquí tienes a alguien que no le gustó.
    no me pareció un bodrio, pero no m gustó

  2. Marco, no te sientes super solo en el mundo?? xD

    • en lo referente a esta peli si la verdad, pero weno….
      tampoco es culpa mia que no me gustase, es culpa del director por no satisfacer mis deseos.

      Es que lo mas estaño es que ami las pelis de animación me suelen gustar y me desmendrello yo solo con ellas.
      Pero esta….. no

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: