Eddie Murphy, torpe, mujeriego y mal actor

por Pantxo

Dicen que una retirada a tiempo es una victoria. Lo dicen, pero a tenor de los hechos parece que el hombrecillo que hoy nos ocupa nunca ha escuchado este dicho. Edward Regan Murphy, más conocido como Eddie Murphy, es uno de esos actores que no saben asumir que el éxito no dura siempre, y que en ocasiones lo más elegante es hacerse discretamente a un lado.

Ojo, Murphy nunca ha sido un gran actor (o no lo ha demostrado), pero si tuvo su gran momento como producto comercial, digamos. Fue un gran reclamo en taquilla durante los años 80 y primera mitad de los 90 dejando para el recuerdo películas como “Superdetective en Hollywood”, “Limite: 48 horas” junto a Nick Nolte o “El chico de oro”. Insisto ninguna de estas producciones destaca por su calidad, ni podemos resaltar las magnificas interpretaciones de Eddie, pero desde luego, estos films funcionaban en taquilla y si a día de hoy aun las recordamos, por algo será. El tío tenía gancho, más de lo que muchos pueden decir, pero bastante menos de lo que los espectadores deberíamos exigir a un actor al que el cine ha reportado tantos beneficios, tanto mediáticos, como económicos.

Pero sin duda, este personaje entro en barrena a partir del año 1995, cuando no sé si por responsabilidad directa de él o su agente, Murphy empezó a verse envuelto en comedias cada vez más facilonas y subproductos de la Disney, donde lamentablemente el único gancho era él. Entre la serie de despropósitos podemos repasar “Doctor Dolittle”, “El profesor chiflado” o “Pluto Nash” cada cual, peor que la anterior. Un historia parecida a la de Nicolas Cage, pero a lo bestia. Contraria y sorprendentemente a todo lo dicho, La revista Forbes lo nombra en 2010 el segundo actor más taquillero de Hollywood por detrás de Will Ferrell, aunque esta elección está en gran medida apoyada por las ganancias de la saga “Shrek” donde pone voz a Asno.

Quizás lo más lamentable es que las pocas (por no decir única) ocasión en la que el actor decidió tomarse en serio asimismo, y a su oficio, el resultado fue más que satisfactorio. Hablamos de “Dreamgirls” del año 2006 en la que compartió cartel entre otros, con Beyoncé y en la que su papel como James “Thunder” Earley le supuso la consecución de un Globo de Oro al mejor actor secundario, y una nominación al Oscar en la misma categoría. En el apartado de menciones, y para compensar la balanza, hemos de decir que nuestro protagonista ostenta el dudoso honor de haber hecho el mayor fiasco cinematográfico en décadas, con la anteriormente citada “Pluto Nash” que conto con un presupuesto de unos 100 millones de dólares, y recaudo en taquilla apenas 5. Un desastre absoluto.

Para poner la guinda a este desaguisado Eddie Murphy se vio envuelto en los últimos años en diversos escándalos relacionados con su vida personal, que parece ir tan a la deriva como su carrera en el cine. Detenciones por ser descubierto con prostitutas (travesti), por posesión de narcóticos…y una paternidad no reconocida que salto a los periódicos, hacen que hoy por hoy el actor sea más conocido por sus escándalos que por sus trabajos.

Pantxo

Anuncios
Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: