La princesa Mononoke

por lendria

Una vez nos aproximamos al Studio Ghilbi, ese gran creador de películas de animación, el monstruo de los films de dibujos en Japón. Esta vez lo haremos de la mano de uno de sus grandes genios y el responsable de la mayoría de sus éxitos, así como de hacer su trabajo conocido a nivel internacional. Se trata de una de las obras cumbres del realizador Hayao Miyazaki y además de una de mis cintas de animación favoritas.

Se nos presenta en un indeterminado, en una época histórica no demasiado definida. Parece que la revolución industrial está empezando a hacer mella en el mundo y el éxodo a las ciudades es cada vez más común.

El protagonista de esta historia, el joven Ashitaka, vive en su poblado junto con el resto de su tribu. Esta es atacada por un jabalí gigante el cual parece estar poseido por un espíritu maligno. Ashitaka lucha con el jabalí y consigue salvar a su pueblo, pero durante esta batalla resulta herido y para curarse decide salir en busca de una curación.

Durante su viaje ve muchas cosas que no conocía y se encuentra con una lucha entre hombres y animales por el control de un bosque.

 

Miyazaki crea un mundo maravilloso que puede ser tan bello como hostil. A nuestro protagonista una anciana de su poblado le dice que ha de tener la mente abierta y no juzgar lo que vea y esto se convierte en un punto clave en el desarrollo de la película. Tanto es así que se nos plantea una historia de confrontación sin buenos ni malos, todos podemos tener nuestras opiniones sobre lo que se está haciendo, pero todos los personajes tienen sus motivos para actuar como actuan.

Nos sumerge con maestría en las historias que llevan a todos a estar donde están a través de un protagonista que lucha desesperadamente por evitar los males que le rodean, pero que en ningún momento se posiciona claramente a favor de ningún bando.

 

El canto a la naturaleza es la constante durante toda la película ya sea entristeciéndose por matar a un animal, viendo la relación de fidelidad entre Ashitaka y su compañero de viaje o personalizado en el Dios Ciervo, el cual representa en sí mismo a la madre naturaleza. Los paisajes juegan un papel muy importante en el transcurso de la obra mostrando un contraste tremendo entre la sociedad industrializada y el bosque permanece justo en frente.

Miyazaki rompe con la linealidad habitual y nos cuenta todo desde un punto de vista ajeno, como si la historia tuviese dos partes, pero nosotros no estuvieramos en ninguno de ellos. Es una obra tan sorprendente como bella.

Intento no contar demasiado sobre la cinta, pues a mí consiguió sorprenderme realmente y no quiero quitarle a nadie la posibilidad de que experimente lo mismo.

 

Es además un trabajo cuidado y realizado incluso con cariño, todo lo que ocurre y se ve tiene un motivo y el conjunto está realmente bien estructurado. Puede que se eche de menos un poco de perspectiva más humanizada y un poco de posicionamiento, pero creo que de haberlo hecho así perdería su esencia, que la hace una gran película. No es quizás la cinta más emocionante que podamos ver, no apela a nuestro corazón de forma inmediata, pero nos deja un sabor agridulce y un recuerdo profundo que te dan la sensación de haber visto algo grande.

 

Se trata de una cinta muy universal y cuya compresión es posible por todo el mundo, pues su temática no va más allá de una reflexión sobre el mundo en lineas muy generales. La mitología es muy asumible y, al contrario que en otras de este mismo autor, no hay un contraste cultural fuerte, pues se trata de algo que se ha hablado y pensado en todos los lugares del planeta.

En resumen, se trata de una cinta completa, cuidada y bien acabada. No esperéis una crítica o una visión sesgada, se trata de algo que se mueve más en lo onírico e incluso poético. Una película muy especial que está pensada para sumergirse enteramente en ella y dejarse guiar por la historia tan trágica como bella.

 

Nota: 89/100

 

 

 

 

 

Lendria

Anuncios

4 comentarios to “La princesa Mononoke”

  1. ME ENCANTA esta peli, y muy buen artículo Brais 🙂

    recomiendo verla a todo el mundo, los que no sois fans del anime tambien, os gustará.

  2. Para mi es la mejor película del estudio con diferencia, bueno para mí es la mejor película que he visto jamás pero soy consciente de mi rareza. Es una pena que Miyazaki no vuelva a las mundos con tintes de epopeya Mononoke y el manga de Nausicaä son sus mejores historias. Supongo que el agotamiento que supuso Mononoke en su desarrollo le quito las ganas de este tipo de narraciones, además, es posible que darse cuenta del hecho de que ganaba más dinero y reconocimiento con historias más naif como Chihiro, Howl o Ponyo terminara de decantar la balanza hacia el lado de las historias más descafeinadas.

    La película es un portento técnico y artístico a tal nivel, que ninguna película de animación puede competir con ella en ese campo. Prácticamente toda la película está pintada a mano, el “traveling” de la escena del lago en el que aparece por primera vez el espíritu del bosque está rodado sobre un acetato pintado a mano de dimensiones mareantes. El esfuerzo del estudio fue tan grande para realizar la película, que en la parte final un equipo externo tuvo que ayudar con pintura digital para poder terminar la película. No sé si la única, pero desde luego una de poquísimas películas con animación tradicional que por aquella época (1997) contara con más de 2 horas de metraje. Y para coronar todo esta obra de arte, van y le ponen una banda sonora impecable, sin fisuras, intensa, tierna, épica y romántica. Joe Hisaishi para mi hace una de sus mejores trabajos, el tema cantado es espectacular (incluso en castellano) y envuelve una de las escenas más románticas de la película, mientras San duerme y Ashitaka la arropa y la mira.

    Ashitaka, San, Lady Eboshi, Yakul, Moro y sus hijos, Okkoto, Jigo, los Kodama, las mujeres del hierro, son las fuerzas sobre las que se sustenta la historia y tienen todos y cada uno de ellos un rincón único e imborrable en mi corazoncito.

    Nada de lo que diga de ella hace justicia a lo que es “La princesa Mononoke” para mi, simplemente que es mi película de cabecera, la que veo cuando estoy feliz y cuando estoy triste o simplemente cuando tengo un rato, la he visto en castellano y en japonés, me la he visto del tirón, por partes y, por supuesto, saltándome escenas, me la he visto en la televisión, en el cine, en el PC, en el DVD y en el reproductor multimedia y si no tuviera un examen el lunes me la volvería a ver, gracias a ti, ahora mismo.

    Genial análisis Brais. Aunque se merecía un 100.

    Un saludete

  3. Una pelicula con la magia que el cine oriental sabe imponer a sus dibujos. Con una ultima carga emotiva y una musica que se graba en el recuerdo

  4. Intenté resaltar sobre todo el conjunto porque me parece lo más destacable de la cinta, como todo funciona como parte de un todo, pero desde luego ha sido un error por mi parte no hacer mención a la maravillosa banda sonora como bien decís, es impresionante y como dice plared, se te graba en el recuerdo, es un personaje más de la obra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: