El séptimo sello

por lendria

No es muy habitual que yo haga una reseña de cine clásico, ya que en mi lista de películas que he visto existen grandes lagunas que intento suplir poco a poco. Sin embargo esta película, a pesar de esperarme de ella algo grande, consiguió sorprenderme sobre manera.

 

Como os he dicho mis ausencias cinematográficas son destacables y es por ello que esta es la única cinta de Bergman que he visto hasta el momento, pero me ha servido para entender porque se habla de él como maestro.

 

La historia nos sitúa en la Suecia del siglo XIV asolada, al igual que el resto de Europa, por la Peste Negra. El caballero Antonius Blovk regresa a su tierra natal, acompañado de su escudero, tras diez años de lucha en las cruzadas.

En su camino se encuentra con la muerte, que viene a buscarlo. Él la reta a una partida de ajedrez y mientras juegan intenta encontrar respuestas sobre la muerte y la existencia de dios.

 

Esta obra son 96 minutos concentrados de pura simbología. El director y guionista nos ofrece una cuidadosa metáfora del hombre en su búsqueda existencial y de cómo todos intentamos engañar a la muerte.

El planteamiento puede parece propio de una obra densa y lo es, pero realizada de una manera tan sutil y llevadera que su mensaje profundo cala de manera absoluta en el espectador dispuesto a recibirlo.

 

La potente carga visual es sorprendente en este film de 1957. La fotografía es tan bella o aterradora como la situación requiere y consigue una relevancia tal que uno se imagina que el guión fue escrito por Ingmar Bergman mientras paseaba por los parajes donde se situa la acción y que sólo con ellos ante la vista la historia cobra sentido.

 

No creo que se trate de una película para todos los tipos de público, pero estoy seguro de que todo el que la vea apreciará en ella es algo especial que sólo unas cuantas cintas en la historia han conseguido.

En mi caso me dejó profundamente emocionado y afectado, la complejidad que cobra el argumento por un aura cargada del existencialismo que rodea toda la cinta, sólo es comparable a la maestría con el que el director nos conduce por ella.

 

Max Von Sydow hace un gran trabajo al abordar el papel del protagonista, un personaje profundamente atormentado y desesperado por la falta de respuestas a las cuestiones que el considera más relevantes en la vida de todo ser humano. Su frustración por verse incapaz de hallar la solución a sus dudas lo tortura de manera constante.

 

La linea entre el bien y el mal se desdibujan una y otra vez a raíz de la desesperación que que causa en la gente la pandemia que asola toda Europa y que está castigando a todo aquel que la muerte decide llevarse.

El contrapunto a la degradación que está sufriendo la moralidad en ciertos personajes, nos lo dan una pareja de artistas ambulantes que cuidan de su bebé y que se conforman con lo que el mundo les ofrezca en cada momento. Representan el canto a la vida y a la felicidad en un tiempo en el que ambas cosas escasean.

En mi modesta opinión se trata de una obra maestra, de una película como hay muy pocas.

En ocasiones al disponerte a ver un hito del cine, las expectativas te decepcionan o sencillamente no entiendes que ve el resto de la gente tan especial en esa obra en concreto, pero a mí esta cinta me ha dejado boquiabierto y pegado a la pantalla de principio a final.

 

Nota:96/100

 

Lendria

Anuncios

One Comment to “El séptimo sello”

  1. Indispensable!!! (Sea cual sea el tipo de cine que le guste a cada uno) Buen artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: