“Secuestrados”: El morbo porque si

por Pantxo

Vive el cine español (más concretamente algunos de sus directores) una época de bonanza a ojos de los productores y espectadores del otro lado del charco. Prueba de ello es el buen cartel del que disfrutan gente como Juan Carlos Fresnadillo, Nacho Vigalondo y más últimamente Rodrigo Cortes con su “Buried” que tuvo una gran aceptación en los Estados Unidos.

Como consecuencia, y tal y como ya en mantenido en el pasado, creo que  las producciones nacionales llevan algún tiempo acercándose tímidamente a ese tipo de cine más efectista, si esa es la palabra, a veces con más acierto, y otras como en esta ocasión para llevar a cabo un fracaso, un gran quiero y no puedo. “Secuestrados” está dirigida por Miguel Ángel Vivas, y sigue de alguna forma esa tendencia de dotar a las películas de realismo y crudeza, algo que nació con aquel “Proyecto de la bruja de Blair”. El caso es que en nuestros días parece que esa intención de fidelizar la acción a la realidad se ha reducido a ser los más violentos y escabrosos posibles, degenerando a lo que considero subproductos tipo “Hostel”

Si bien la película no es demasiado explicita (ni a eso se atreve) intenta vendernos una historia angustiosa poniéndonos en la piel de una familia bien que se ve asaltada en su propia casa por un grupo de violentos ladrones. A partir de aquí, hostias como panes, sangre, gritos, y más sangre aderezados con algún cliché, como que los criminales más desalmados sean albaneses, y el menos, español. Por cuestiones menores que esta he visto a asociaciones de minorías querellarse por actitudes racistas. La violencia que se nos muestra es en algunos momentos absolutamente gratuita, y como he dicho antes ni siquiera en esos momentos el director se atreve a llegar hasta el final, es decir, si lo tuyo es poner una paliza cada 20 minutos, al menos no intentes marcar la corrección política cambiando el plano cuando cae el primer golpe, en fin, es algo bastante incoherente.

Reseñables también los primeros cinco minutos del film, que intentan ser una antesala de lo que va a ocurrir, y lo único que consigue es que al final te preguntes ¿Qué tenía que ver lo que vimos al principio? En cuanto al resto del largometraje, todo pasa demasiado rápido, las situaciones son inconexas, y el uso ocasional de la pantalla partida confunde más de lo que aclara con su intención de poner al espectador en dos escenarios distintos a la vez.

Resumiendo, “Secuestrados” va de peli violenta moderna y muy realista, y se queda en un film confuso, vacio y por momentos, bruto. Una lástima porque lo cierto es que cuando salió su tráiler (ya hace algún tiempo) recuerdo que el público lo recibió con cierta ilusión – ya se sabe lo que nos gusta el morbo – y en el Festival de Sitges obtuvo el favor de los espectadores también, creo que mas llevados por las promesas de dicho tráiler que por el resultado final, el cual en mi opinión, queda en agua de borrajas.

Si no tienes más que hacer y te gusta el cine violento, facilón y sangriento, esta es tu película, mas allá, no esperes encontrar gran cosa salvo un par de momentos de tensión.

Pantxo

Nota: 60/100

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: